Corredor México-Tuxpan: Una imponente obra de ingeniería carretera

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Durante muchos años parecía un sueño, algunos tuxpeños incluso murieron sin llegar a ver convertida ésta obra en una realidad, cuatro sexenios tuvieron que pasar hasta que por fin se concretó en su totalidad el Corredor México-Tuxpan.

Esta añorada supercarretera se inició durante el sexenio del entonces mandatario nacional, Carlos Salinas de Gortari, recordándose aquel símbolo del programa “solidaridad” que fue colocado en el primer tramo de Tuxpan a Tihuatlán; y el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto, fue quien hizo el corte del listón inaugural del último tramo -el más complejo y caro-, y junto con él la conclusión total.


Cuatro sexenios transcurrieron desde que arrancó la construcción de la primera etapa de construcción que alentó las esperanzas de los tuxpeños, de contar con una vía carretera digna y rápida, aunado al detonante turístico y económico que representaría por la “avalancha” de paseantes y su privilegiada ubicación geográfica. 

La México-Tuxpan se inició en 1994, durante el sexenio de Salinas de Gortari y en ese mismo año fue inaugurado el tramo Tuxpan-Tihuatlán. 

Posteriormente, durante la gestión del expresidente, Ernesto Zedillo se construyó el tramo México-Tulancingo, y en la administración federal encabezada por Vicente Fox fue el menor avance, toda vez que únicamente se realizaron 18 kilómetros de carretera que van de Tejocotal a Necaxa. 

Con el expresidente Calderón avanzó el tramo Nuevo Necaxa-Avila Camacho y estaba por abrirse el tramo Tihuatlán-La Ceiba.

La complejidad técnica en el trazo de la última etapa (zona serrana, tramo Nuevo Necaxa-Avila Camacho), obra a cargo de las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y de la española FCC (Fomento de Construcciones y Contratos), así como la tardanza en la liberación de los derechos de vía, fueron algunos de los factores que se mencionaron -en su momento- como causas del retraso de los trabajos; de tal modo, que no fue el gobierno federal que encabezó Felipe Calderón Hinojosa quien la concluyó, sino en el sexenio del entonces presidente, Enrique Peña Nieto. 

Hoy día por la referida Autopista circulan miles de vehículos, acortando tiempo y distancia no sólo hacia la Ciudad de México sino a varios Estados de la República Mexicana, gracias a su conexión con el Arco Norte.

Recorrer ésta imponente obra de ingeniería carretera es toda una experiencia, con sus puentes y túneles, varios de ellos construidos en la zona serrana, el tramo más complejo que por ende fue el último en terminar, donde aparece una densa neblina en determinadas horas del día. 

A dos horas y media está Tuxpan de la caseta Indios Verdes, el tiempo promedio de la tan anhelada Autopista de 225 km -aproximadamente- que lo convierte en “el Puerto más cercano al Valle de México”.

Tan sólo el último tramo Nuevo Necaxa-Avila Camacho de 37 km desde su etapa de construcción se calculó que sería circulado por los usuarios en aproximadamente 15 minutos; nada comparado con el tiempo “a vuelta de rueda” en el que casi siempre se circulaba por la carretera federal -zona serrana- por el aforo vehicular y largas filas provocadas por las unidades pesadas. 

Fue el tramo más complejo, pero también el más “imponente” de la México-Tuxpan, por sus impresionantes “túneles y puentes”, cuya inversión fue millonaria, pues se estimaba en 4 mil 269 millones de pesos.

Consta de 6 túneles gemelos que hacen un total de 8.1 kilómetros, y el más largo es el “Zoquital” de mil 380 metros, recorrerlo es sin duda una experiencia inolvidable para los viajeros. 

“Son 6 túneles, el Huauchinango de 90 metros, el Necaxa de casi un kilómetro, Xicotepec 1 de 360 metros, el Xicotepec 2 de 850 metros, el Zoquital de mil 380 metros y el túnel Las Pilas de 350 metros”; explicó -durante un recorrido de un grupo de tuxpeños (empresarios, representantes de Cámaras, diputados y medios de comunicación) para constatar su avance en la etapa de construcción- quien fuera representante designado de la SCT para la Administración del Título de Concesión y Contrato PPS para este proyecto, Juan Carlos Escobar Ontiveros, obra a cargo de Autovía Necaxa-Tihuatlán (AUNETI), quien dio detalles sobre los trabajos con concreto hidráulico de los citados túneles, y la parte electromecánica. 

Esta imponente obra de ingeniería carretera también tiene uno de los puentes más altos del mundo en su tipo, se trata del “Ing. Gilberto Borja Navarrete” -que originalmente se llamaría “San Marcos”- de 225 metros de alto por 850 metros de largo, el cual ha sido centro de atención entre usuarios para tomarse la foto del recuerdo. 

“Son 12 puentes principales, ya están concluidos al cien por ciento casi todos”; explicaba Escobar Ontiveros, con datos a la mano de los avances que llevaba la constructora CONNET creada por las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y la Española FCC para este proyecto carretero; mismo que hoy día opera en su totalidad.

Al ser inaugurado el tramo final de la Autopista, la Presidencia de la República destacó 6 cosas del Corredor México–Tuxpan: 

- 20 años duró la construcción de los 281 km. del Nuevo Corredor México–Tuxpan.

- Transportará a más de 10 mil 500 vehículos cada día. 

- El tramo final, es decir los últimos 37 km. exigieron una inversión de 8 mil 939 MDP y la construcción de 6 túneles y 10 puentes.

- El puente especial “Ing. Gilberto Borja Navarrete” mide 850 metros de largo y su columna más alta mide 225 metros (misma altura que la Torre Mayor, el edificio más alto de la Ciudad de México). 

- El tiempo de recorrido de la capital del país al Golfo de México, se reduce de 6 a 2 horas con 45 minutos.

- Tuxpan se convierte en el puerto marítimo más cercano al Valle de México, lo que generará una mayor actividad comercial.

*** Si bien es cierto, han existido contratiempos en este eje carretero, formándose largas filas cuando ocurre algún percance, aunado al retraso que sufren los vacacionistas en el Puente Tuxpan, donde se forma el “cuello de botella” o los derrumbes que han afectado principalmente en temporada de lluvias, llegando a obstaculizar el paso temporalmente en algún punto, por ejemplo en alguno de los túneles; empero es innegable que era una obra muy necesaria como “detonante” del desarrollo de Tuxpan y la zona norveracruzana, obviamente todo progreso conlleva a la mejora de otros aspectos en la Ciudad.

¡Gracias por el favor de su atención! 

D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega.

Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com