La tradición del “Día de la Candelaria”…

Por: Camilo Hernández.

Aunque a causa de la pandemia el llamado preventivo de la Secretaría de Salud sigue siendo de no realizar grandes reuniones para evitar más contagios, siempre es bueno desde casa y en la medida de lo posible preservar tan bellas tradiciones.

Y es que lo acostumbrado ha sido que los agraciados en encontrar al Niño Dios, tendrían que cumplir -como es la tradición- con los tamales, atole, champurrado o chocolate este dos de febrero, “Día de la Candelaria”, y “no se hagan rosca”, como versa la frase popular...

Entre las familias, amigos o compañeros de trabajo, quien encuentra al Niño en la Rosca de Reyes que se parte el 6 de enero debe cumplir el 2 de febrero. Y en aquellos lugares donde hay mayor arraigo de la hermosa tradición, a quien lo encuentra se le pone una corona hecha de cartón y cubierta de papel dorado y se le da el nombramiento de padrino del Niño Jesús.

De tal modo que el padrino deberá vestir con ropas nuevas a la imagen del Niño Jesús, del Nacimiento, y presentarlo en la Iglesia el dos de febrero, “Día de la Candelaria”. Después hará una fiesta con tamales y atole.

En algunos lugares se extienden durante varios días los festejos, dedicados a la patrona del lugar como en Tlacotalpan con las “Fiestas de la Candelaria”. 

Son festejos muy emotivos dedicados a la Virgen de la Candelaria, con una procesión, así como el festival cultural y artístico, fuegos artificiales, paseos en lancha sobre el río Papaloapan, etc…

De acuerdo a fuentes consultadas, el término nace del “candelero” que en un contexto de la religión católica significa “luz santa que guía al buen camino”. 

Se celebra el 2 de febrero, dando así fin al período navideño, pues en dicha fecha se cumplen 40 días después de la celebración de Navidad, nacimiento del Niño Dios.

Ya por ahí nos comentaron que entre familias tuxpeñas se tiene muy presente esta tradición, y además del aspecto espiritual de vestir y llevar al Niño Dios a la Iglesia para ser bendecido como acostumbra la feligresía católica, también es una buena oportunidad para la convivencia entre amigos y familiares, sin “bajar la guardia” en lo que respecta a las medidas preventivas. 

¡A CUMPLIR CON LOS TAMALES!...

 

(Foto Portada: Internet)

Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com