¡Fervor Guadalupano!


Por: Camilo Hernández.

“La fe mueve montañas”, razón de sobra para que más aún en estos tiempos complicados en el país -a causa de la pandemia-, se desborde la feligresía católica de Tuxpan, participando ahora más que nunca en los festejos de la Morenita del Tepeyac. 
Una noche antes, las últimas peregrinaciones para dar paso con los festejos, escuchándose hasta la medianoche el estruendo de los cuetones desde las distintas parroquias donde hacen oración para estar espiritualmente junto a la Guadalupana y felicitarla en su día; en algunas colonias del municipio los rosarios y las mañanitas no podían faltar, en algunos casos con música de mariachi. 


En la Ciudad de México estando ahí la Basílica, la devoción de los peregrinos es inmensa. Tal y como se puede apreciar en las fotos (compartidas por Don Carlos Lozano Medrano). Miles de feligreses desde días antes han ido arribando a la Basílica de Guadalupe en el 490 Aniversario de la aparición de la Virgen en el Cerro del Tepeyac. Con mucha fe, peregrinos de distintas partes del país acuden a cumplir mandas o agradecerle, algunos de rodillas o cargando imágenes religiosas. En la del recuadro (foto principal) se puede apreciar como una familia arregló el portabebé de manera muy original con la imagen de la Virgen de Guadalupe y globos en una demostración de fe y gratitud.   

Y éste 12 de diciembre -con cambios obligados por la pandemia- pero lo acostumbrado en las parroquias es que Lupitas y Lupitos sean participes de los festejos que iniciaron desde días atrás con las peregrinaciones, viviéndose intensamente el fervor guadalupano. 

Años atrás, aquí en Tuxpan los alrededores de la Iglesia Catedral de “Nuestra Señora de la Asunción” lucían abarrotados en el Día de la Virgen de Guadalupe, punto de concentración para que los niños con sus trajes de inditos acudieran a recibir la bendición, siendo llevados en su mayoría por las madres de familia. 

Desde niños en brazos hasta los más grandecitos con su vestimenta de Lupitas y Lupitos, en una tradición religiosa recordando la aparición de la Morenita del Tepeyac junto a Juan Diego. 
Como ya es costumbre, los fotógrafos colocan escenarios Guadalupanos para tomar la foto del recuerdo entre los pequeñines que en el caso de los niños llevan sus bigotes y patillas pintadas, sin faltar el sombrero de palma, mientras las niñas bien pintaditas y con sus vestidos de manta. (Fotos: Archivo).

Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com