Cruz Roja de Tuxpan, salvando vidas desde hace más de seis décadas

VARIEDADES 

Por: Camilo Hernández. 

Escuchar la sirena de la ambulancia de la Cruz Roja que se aproxima, tras sufrir un accidente o por algún problema de salud, es saber que la ayuda ya viene en camino, y que desde ese momento estarás en buenas manos al recibir la atención de los paramédicos. 

Es lo que toda Ciudad necesita, ambulancias bien equipadas y paramédicos altamente capacitados para auxiliar a los lesionados en los minutos que son de vida, mientras se llega al hospital o unidad de salud. 

Afortunadamente y en comparación con años atrás, Tuxpan hoy día cuenta con una de las mejores delegaciones de la Cruz Roja en el Estado, gracias a los esfuerzos de muchas personas que contribuyeron en el pasado y otras más que siguen trabajando a marchas forzadas para hacer frente a la escases de recursos y lograr que continúe creciendo. 

En sus inicios, destacable el invaluable apoyo de Don Alberto Noguera, integrante de la Masonería, quien fue uno de los fundadores de la Cruz Roja tuxpeña que en su momento incluso financiaba la operatividad de la misma, época en la cual se encontraba frente a la Escuela “Antonia Nava” -calle Morelos casi esquina con calle Mina-. Su propio empleado de nombre Reynaldo, hacía las veces de chófer y al mismo tiempo de camillero, siendo gestionada una ambulancia en aquellos años. 

Continuando con el trabajo a favor de la Cruz Roja que años más tarde tendría sus instalaciones sobre la calle Galeana, también es preciso hacer notar el impulso que le dio el reconocido empresario, Don Eduardo Mejía Arana, quien a lo largo de su vida se distinguió como un incansable gestor social, quedando siempre de manifiesto su gran amor por Tuxpan. 

Entrevistado sobre este tema, el actual presidente del Consejo Directivo de la Cruz Roja Mexicana, delegación Tuxpan, Rómulo Cuevas Villalobos, recuerda que fue a principios de los años 50’s cuando justamente miembros de la Masonería Tuxpeña comenzaron a trabajar a favor de esta institución y lograr que tuviera presencia local. 

Pasaron los años, y fue durante el período que encabezaron la Dra. Lynda Espinoza y el Dr. Miguel A. Cernichiaro Delgado, cuando se dio otro gran impulso, al poner en marcha el proyecto de construcción de las instalaciones que hasta la fecha permanecen sobre el libramiento “Adolfo López Mateos” en base a un convenio con el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento, luego de ocupar durante años un inmueble en la calle Galeana, donde posteriormente se amplió el Hospital Militar (Enfermería). 

Se recuerda mucho en aquella época –años 90’s- un inolvidable concierto del Grupo de Música Pop “Maná”, a través del cual le fue donada a Tuxpan una nueva ambulancia bien equipada. 

Y sería en el año de 1999, cuando Cuevas Villalobos fue invitado a integrarse como Consejero, para posteriormente, a partir del 2001 ser nombrado presidente del Consejo Directivo, cargo en el que ha estado al frente hasta la fecha, participando activamente en cada Colecta. 

El entrevistado, quien participó en sus inicios con el Dr. Miguel Alcántar Rodríguez, Consejero de la referida institución, dijo que enfrentó varios retos a su llegada a la presidencia del Consejo Directivo, como fue ampliar el parque vehicular y regularizar la propiedad del inmueble, logrando que esto último se diera por el año 2012, siendo tramitada formalmente la escritura. 
Otro de los retos ha sido hasta la fecha el de los “gastos operativos”, que rebasan por mucho lo que logra recaudarse en las ánforas de la Colecta Anual, mencionó, por ello la importancia del apoyo ciudadano. 

Al día, explicó que se tienen que atender entre 8 y 10 emergencias, por lo que se necesitan más recursos que conlleven a contar con ambulancias equipadas, y algunas de las que se tienen sufren de constantes fallas mecánicas y/o requieren mantenimiento. 

Por otro lado, para la formación de más paramédicos y de brindar capacitación a empresas que así lo solicitan, ofrece sus servicios la “Escuela de Técnicos en Urgencias Médicas”. 

Así mismo, esta delegación de la Cruz Roja ha sido en varias ocasiones “centro de acopio” para ayuda de damnificados ante diversos fenómenos naturales que han afectado a Tuxpan y la Región. 

Precisamente, comentó que a su llegada a la presidencia del Comité Directivo -en 1999-, tuvo a su cargo la coordinación de víveres para hacerlos llegar a los damnificados -de la inundación de octubre- hasta los rincones más apartados del municipio, de difícil acceso, como es el caso de las comunidades. 

En aquel entonces, citó que incluso las instalaciones de su negocio particular en Santiago de la Peña fueron utilizadas para albergar las despensas y demás apoyos que llegaban a través del Ejército Mexicano en camiones, y que estuvieron llevando las brigadas de la Cruz Roja en labores titánicas ante las dificultades en los caminos. 

Son muchas las experiencias que dejan en claro el “espíritu de solidaridad y apoyo” entre quienes forman parte de dicha institución, cuyos valores y misión se cumplen cabalmente en esta Ciudad. 

*** Hace varias décadas que en Tuxpan sólo existía de guardia una ambulancia con un chófer que a su vez era el socorrista, tanto él y los propios familiares del lesionado tenían que hacerla de camilleros, por lo que merece todo nuestro reconocimiento la invaluable labor de quienes han contribuido a lo largo de muchos años desde el Consejo Directivo hasta Damas Voluntarias, Paramédicos, Voluntarios y gente altruista que han hecho de la Cruz Roja local una gran institución, ejemplo de servicio a la comunidad y de la lucha diaria por salvar vidas.

¡Gracias por el favor de su atención! 
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega. 
“Cada semana un tema diferente”. 


Foto: Archivo
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com