50 Aniversario de la Academia de Danza “Rosita Lazo de la Vega”

* En puerta “Festival y Exposición Fotográfica”
* “Comencé a dar clases en el 69, en dos casas…”: Maestra, Rosita Lazo de la Vega Bisteni
* “Tengo hijas y nietas o nietos de exalumnos”
* “Estuve 31 años en la Tello, comencé como alumna en el ballet”
* “Hemos participado en la Región y otros Estados. En el Carnaval casi cada año”

Por: Camilo Hernández.

Ha sido “semillero” de varias generaciones de talentosas alumnas, quienes desde pequeñas comenzaron a practicar los distintos tipos de danza que se imparten en la Academia “Rosita Lazo de la Vega”, que celebra sus 50 Años en Tuxpan.

Su fundadora, Rosa Elvira Lazo de la Vega Bisteni, en ENTREVISTA con VARIEDADES, nos contó a detalle sobre sus inicios, además del “Festival y Exposición Fotográfica” que está en puerta con motivo de la fecha tan especial.

“Es el 50 Aniversario de la Academia, y se va a llevar a cabo en el Hotel Crowne Plaza la Exposición Fotográfica que va a dar inicio a las 5 y media de la tarde en la alfombra roja -pasillos-, y a las 7 dará inicio el Festival que tendrá una duración de alrededor de dos horas y media máximo en el que vamos a presentar diferentes estilos de ritmos tanto de folclore como de jazz, ritmos urbanos, ballet, un musical de Aladín, samba, etc…”; expuso, precisando que se llevará a cabo el próximo viernes 16 de julio, y por motivos de la pandemia desafortunadamente no puede abrirse al público en general como ella quisiera, pero que más adelante una vez que las condiciones sanitarias lo permitan, podrían realizarse algunas otras actividades, por lo pronto será con un cupo limitado de asistentes para cumplir con el porcentaje permitido. De hecho, desde 2019 están retrasando el referido evento por la misma causa.

Con una sonrisa agradable y de trato muy amable, la maestra, Rosita Lazo de la Vega, destacó que sus inicios se remontan a los años 60’s, sacando adelante con muchos sacrificios y esfuerzos, “La Primera Escuela de Danza en Tuxpan”.

“Comencé a dar clases en el 69, en dos casas de las familias Bello Báez que vivían por la calle Lerdo y la familia Morales Castilla donde está el laboratorio, ellos me dieron permiso de comenzar a trabajar con sus hijitas, niñas de toda la cuadra, calle Allende, Lerdo, entre las que estaban: Paty Cánovas,  Gabriela Luna, Jolie Morales, Adriana Morales, Lichita Bello, Blanca Asunción Bello, Paty Bello que ya falleció hace muchos años, eran como unas diez niñas más o menos, Luly Vicencio que a la fecha todavía está aquí conmigo, terminaban la prepa se iban a estudiar fuera  y cuando regresaban ya graduadas y casadas, volvían a la danza, porque cuando le gusta a uno algo no quieres dejar de hacerlo lo haces con amor, cariño y lo disfrutas”.

Son tantas las generaciones que se han formado en su “Academia de Danza” que al realizarle la pregunta, responde riendo, al recordar que una vez cuando realizaba la cuenta por otro motivo, llevaba apenas la quinta libreta y ya superaban los mil 300 alumnos. 

“Tengo hijas y nietas o nietos de exalumnos”; resumió sonriente, quien cuenta con un “gran tesoro de recuerdos” de cinco décadas, su extenso y variado archivo fotográfico que podrán apreciar los asistentes al evento, perfectamente clasificado.

Y es tal el éxito cosechado a través de los años que además de participar en otros lugares tanto de Veracruz como de otros Estados han conquistado Primeros Lugares y Reconocimientos.

“Cuando comencé con la Academia era sólo de folclor, nos invitaban mucho a bailar cuando venían la Caravanas de Norteamericanos, íbamos a Concursos, fuimos a Reynosa, también en Tulancingo fuimos a bailar, a Xalapa, Coatepec, Veracruz, últimamente hemos ido a la Ciudad de México a Concursos Nacionales de baile moderno. El folclor es la base de mi Academia, estuve como 15 años así, pero vimos la necesidad de prepararnos más e incorporar otros estilos de ritmos como el tap, jazz, hawaiano, tahitiano, filipino, y otros ritmos, pero ahorita ya cuento con maestras que me apoyan y yo trabajo con dos grupos, uno de niñas y niños pequeños desde tres hasta siete u ocho años, y otro grupo de adultos que es donde están mis exalumnas  y algunas van a participar también en el Festival. También tenemos danza aérea, ballet clásico, de puntas y medias puntas…”; mencionó.

En el Carnaval de Tuxpan sus grupos siempre se distinguen por su ritmo y vestuario entre las comparsas, y esto fue lo que nos compartió al respecto:

“En Carnaval casi todos los años participamos de manera diferente, con grupos de samba, de hip hop, a la juventud los ritmos urbanos les llama mucho la atención, y luego sacamos grupos de ballet, hawaiano o tahitiano, dependiendo, eso es lo que trabajamos durante el año que lo vamos a presentar en el Festival, y algunos ritmos los aprovechamos para presentarlos en el Carnaval que es en Mayo, y nosotros el Festival siempre lo presentamos en el mes de Julio, pero ahorita no ha sido posible por la pandemia”; precisando que debido a la contingencia sanitaria tuvieron que trabajar todo un año en línea -virtual-, y ya de manera presencial hasta que les fue autorizado -a partir de marzo- cumpliendo con todas las medidas preventivas recomendadas.

Con dos hijas maestras en Danza y Artes, la entrevistada, dijo sentirse muy orgullosa de que su Academia llegue a 50 años de haber sido fundada, y ser “pionera” de la Danza en Tuxpan.

“Sí, porque comencé dando clases en las casas dos años, y en el tercer año se da la oportunidad de que una hermana mía frente al parque Reforma tenía una tiendita y en la parte de atrás había una recamara vacía, y ahí adapté, comencé a dar mis clases, entonces mi hermana quitó su tiendita y ocupé todo el espacio que tenía ese lugar, los famosos Portales que le llaman ahora, ahí estuve más de 15 años trabajando, y como ya era insuficiente porque llegué a tener más de 100 alumnos, me pasé atrás del parque, donde está el laboratorio Soni, en la parte de arriba renté un departamento completo, ya después mi esposo me dijo que adaptáramos la cochera en la casa, fue entonces que hicimos un salón con duela allá arriba que es bastante amplio -12m de largo-, y finalmente hace tres años el salón de danza aérea que tiene 8 metros y medio de altura porque se tienen que colgar las telas lo más alto que se pueda y piso de duela”; detalló.

Además de ser toda una “institución” en la danza, expuso que al mismo tiempo trabajaba en la Escuela Secundaria y de Bachilleres “Prof. Manuel C. Tello” donde tenía cinco grupos, así como en el Centro de Bienestar del Seguro Social, donde formó dos grupos, “no sé ni cómo le hacía, pero creo era la juventud”, expresó en lo que más allá de una entrevista fue una amena plática con quien esto escribe.

Recuerda que desde muy niña se vio atraída por la danza, ella misma describe con emoción esa bella época, y años después tomó clases en reconocidas Escuelas de Danza de la Ciudad de México. 

“Estuve 31 años en la Tello, entonces cuántas generaciones salieron de ahí, comencé como alumna en el ballet que lo dirigía la maestra, Marcia Reyes Garcés que era de Poza Rica, venía a dar las clases aquí, y desde que entré ya iba enamorada del ballet, desde el kínder y primaria siempre quise bailar, siempre me fascinó, sobre todo el folclor. Estudié en el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, en la Academia de la Danza Mexicana que pertenece a Bellas Artes y a la SEP, y luego cuando terminé, también estuve en una Escuela Particular que se llama Instituto de Danza Mizoc, muy famoso. Ahí nos llevaban a los maestros de cada Estado para que nos dieran los bailes, ritmos y estilos de cada lugar, muy completo su trabajo, muchas materias, me iba los dos meses en los cursos de verano, fui durante 18 años”; describió. 

Visiblemente emocionada, resaltó que su Academia sigue cosechando éxitos en sus participaciones a nivel Regional, Estatal y Nacional, poniendo muy en alto a Tuxpan.

“Hemos participado en la Región y otros Estados, la última vez fuimos a participar en Poza Rica con ritmos urbanos, y en un parque que hay en la Ciudad de México que es muy famoso, ganaron el Primer Lugar en un Concurso que fue a nivel nacional”; subrayó.

Finalizó comentando que en su Academia, donde se imparten actualmente una gran diversidad de ritmos, además de dar clases ella misma, tiene dos maestras, Adriana que es su hija -trabajando desde hace ocho años-, y la maestra, Giovanna que es maestra de ballet y danza aérea; mientras que su hija mayor trabaja en la Tello y la Normal. En Verano otros maestros  también llegan a dar Cursos, tal es el caso de la maestra, Pilar que ha estado en Broadway donde estudió, y en México ha participado en Obras como la del Rey León, así como el maestro Martín que vive en Cancún, incluso llegan a dar Cursos de Teatro Musical.        



- ARTICULO RELACIONADO:  

¡Inolvidables recuerdos y felicitación!…

Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com