La sufrida "cuesta de enero"...

Nada inquieta más a la población en éste inicio de año que la escalada de aumentos; mismos que golpean a los de por sí ya muy deteriorados bolsillos de los trabajadores, y más allá de eso “pulverizan” el salario mínimo, que aún con su ligero aumento se sigue quedando corto ante la espiral inflacionaria.

Y es que los altos costos desde la gasolina, luz y gas hasta productos de consumo diario genera incertidumbre ciudadana en este arranque de 2020.

Entre las familias todavía se resiente la “resaca” de las fiestas decembrinas con la “cuesta de enero” que agrava las carencias principalmente en aquellas que menos tienen, ante la falta de circulante, pues los aguinaldos entre regalos y festejos pasaron a la “historia”.

Los “síntomas” pueden apreciarse claramente en el desplome del movimiento comercial y en diversos restaurantes de la localidad, donde llegó la temporada baja, sumándose los hoteles ante el éxodo de los visitantes que disfrutaron del período vacacional en el puerto.

Peor aún es el elevado costo de la gasolina durante el año que recién finalizó y sin duda siempre “esperanzador” que en el transcurso del año se registre una baja de los precios, pues el alto costo del combustible desencadena más aumentos en productos de la canasta básica, lo cual pone en aprietos a las amas de casa que cada día por más que “estiran” el gasto familiar no logran comprar lo necesario para sus hogares.

Es sin lugar a dudas una “sufrida” cuesta de enero, y ya pasadas las fiestas, una gran cantidad de personas se dan a la tarea de buscar empleo, registrándose por ende un aumento de solicitudes. 

En las casas de empeño y préstamo puede observarse un gran movimiento de pignorantes, puesto que los gastos decembrinos dejaron sin “cash” a buena parte de familias...


(Camilo Hernández)
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com