La Reflexión: Preguntar y así despejar dudas…

Por: Cesia Carrillo Clemente.

“El que hace una pregunta es un tonto por cinco minutos, y el que no la hace sigue siendo un tonto para siempre”: Proverbio chino.
Creo que en algún momento de nuestra vida, nos hemos quedado con ciertas dudas. Ya sea en el aula de un salón de clases, como hasta temas de romance: ¿Será que le guste?

Por cierta presión social muchas dudas se quedan en el aire. El tiempo quizá puede ser un buen aliado en asuntos de experiencia, pero connotativamente podemos perderlo, junto a la dicha del conocimiento. 

Hablo de manera general y quizá hasta disparates. Es la comunicación una parte fundamental en toda relación. Parte fundamental en una sociedad. Parte fundamental para expresarnos y escuchar. ¿Cuántas veces nos quedamos sin respuestas por no preguntar?, o peor aún, por no saber preguntar.

Emisor y receptor cada quien en su canal; sino sabemos formular las preguntas correctas en la vida, por ende no tendremos las respuestas correctas y seguiremos en un círculo vicioso del: Por qué. 

La noticia buena es que siempre podemos hacer un alto y ser asertivos e irónicamente, ser creativos a la hora de discernir nuestras preguntas. Incluso ser sabios para reformular. 

Podemos muchas veces ser criticones al formular las preguntas, pero no siendo críticos con fundamentos que nos lleven a más de un Sí porque Sí y No porque No.

En el aula de clases les he tratado de enseñar a mis alumnos a que no se queden con las dudas y sí, quizá algunas de ellas sonarán absurdas, pero tal como ese programa, “la ciencia de lo absurdo”, anhelo que logren ser inquisitivos y formular la pregunta, correctamente.

También es muy importante a la hora de realizar las preguntas, el no formularlas esperando una respuesta tal y como la razonamos nosotros. La arrogancia en una sociedad, más que ayudarnos a crecer nos ha llevado a una ignorancia que va más allá de la inteligencia, sino que nos lleva muy lejos de la sabiduría. Y nos lleva al punto de partida, el creer que los demás hacen las preguntas incorrectas. Sí, sé que sueno con ideas contrarias. Pero quiero plasmar que aquél que tenga el conocimiento, tenga la humildad tal, de contestar correctamente aún las preguntas más absurdas. Pero desde el otro punto del círculo de la comunicación, sepamos preguntar de manera astuta, sabia, inteligente e inquisitivamente. Formulándolas aún, con la magia de nuestra gramática …. Porque ese… ese es otro tema.

“Hacer las preguntas correctas requiere de tanta habilidad como dar las respuestas correctas”: Robert Half
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com