En 50 Años, el Estado de Veracruz con el mayor impacto de Ciclones Tropicales...

 VARIEDADES

Por: Camilo Hernández.

Muy intensa la “Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2021”, se ha cumplido el pronóstico de que sería “más activa de lo normal”, pues prácticamente no han dado “tregua”. A seguir en alerta, más aún en éste período considerado como el de mayor actividad ciclónica.

Un dato sin duda muy relevante que ha dado a conocer el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la CONAGUA, es el antecedente histórico en el país sobre el impacto de estos fenómenos naturales en los últimos 50 años, donde Veracruz -en el Golfo de México- está a la cabeza con 36 Ciclones Tropicales, que han causado sendos estragos a su paso.

“Durante los últimos 50 años se han formado mil 697 Ciclones Tropicales, 34 en promedio por año, de los cuales 867 se originaron en la Cuenca del Pacífico Nororiental y 830 en la del Atlántico. De estos, 270 -es decir 15.9%- impactaron en algún punto de las costas mexicanas, 170 por el Pacífico y 100 por el Atlántico”; precisa el SMN a través de un reporte especial.

Y entonces detalla el organismo dependiente de la CONAGUA, acerca del impacto de estos meteoros, algunos de los cuales han llegado a ocasionar severas afectaciones tanto en Tuxpan como otros municipios veracruzanos, a lo largo de cinco décadas.

“Del total de Ciclones Tropicales originados en los últimos 50 años, 17% impactaron en Baja California Sur (46); 13.3% en Veracruz (36); 12.2% tanto en Sinaloa (33) como en Quintana Roo (33); 8.9% en Tamaulipas (24), y 6.7% en Sonora (18)”; refiere conforme a sus registros.

En la parte que corresponde  a la formación de Ciclones Tropicales en la Cuenca del Océano Atlántico, el Estado de Veracruz se ubica en el primer sitio de la lista, de acuerdo con éste informe difundido en vídeo por el SMN, apenas superado hacia el otro extremo del país por Baja California Sur que ha sido impactado por 46 meteoros -Cuenca del Océano Pacífico-. 

34 Ciclones Tropicales -en promedio- se han formado por año en las Cuencas Oceánicas referidas, lo que refleja la gran actividad ciclónica que se registra, y que ha causado grandes daños tanto a México como a otros países en los últimos años; tal es el caso -por ejemplo- de EE.UU.

Ante ésta que ha sido una “intensa” Temporada, definitivamente como en el tema de la “pandemia”, no hay que “bajar la guardia”, y mantenerse al tanto de los pronósticos a corto plazo, así como avisos meteorológicos que emiten las fuentes oficiales, estar en alerta ante la formación, evolución, trayectoria, y posible impacto de algún Huracán que cada vez son más “devastadores”.   

Al respecto, hace tiempo, el Comité de Meteorología del Estado de Veracruz, también dio a conocer datos muy relevantes, refiriendo que prácticamente cada año -desde 2005- la Entidad Veracruzana es golpeada al menos por un meteoro, pues así lo demuestran las estadísticas. 

Recordar que hasta el 30 de noviembre concluye oficialmente la “Temporada de Ciclones Tropicales 2021” tanto en el Océano Atlántico -misma que inició el 1 de junio pasado- como en el Océano Pacífico -la cual inició el 15 de mayo-.

Lo mejor es estar informado, prevenido y adoptar todas las recomendaciones que se indican cuando hay riesgo de que algún Ciclón Tropical pueda impactar y/o causar efectos en Tuxpan y la Región, puesto que así como los temblores -sismos- son la preocupación en otras zonas del país, aquí toca el riesgo de los huracanes e inundaciones. 

*** SIGNIFICADO DE LA PALABRA “HURACAN”.- Se deriva de “Huraken” <<Dios de las Tormentas>>, adorado por los indios ribereños del Mar Caribe y aplicado a los vientos tropicales de violencia catastrófica. La palabra fue adoptada por los Españoles y Portugueses, los anglosajones la interpretaron como “hurricane” y los franceses como “orugan”.

*** BENEFICIO DE LOS CICLONES.- Aunque pudiera considerarse que todo es negativo ante los enormes daños que causan los fuertes vientos, la lluvia intensa e inundaciones; sin embargo, como resultado de las precipitaciones que dejan a su paso, es factible que las presas se llenen y los acuíferos se recarguen, ayudando al suministro de agua para el consumo humano, la agricultura y la generación de electricidad en plantas hidroeléctricas. Ante la sequía que se registra en determinadas temporadas, los beneficios pueden ser por años. Por ejemplo, el devastador Huracán “Gilberto” de 1988 ayudó a incrementar el almacenamiento de agua en algunas presas del noreste del país, mitigando los problemas de abastecimiento de agua potable en años posteriores, principalmente a Monterrey. En el caso del Huracán “Juliette” del 2001, ayudó a la recarga de acuíferos de Baja California Sur y Sonora (Datos tomados de la Revista del CENAPRED en su Serie Fascículos sobre Ciclones Tropicales). 

¡Gracias por el favor de su atención!
D.M. Nos saludamos hasta la próxima entrega.


Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com