Halloween, y la importancia de fomentar las tradiciones mexicanas...

 

Pese a la pandemia, es preciso mencionar que algunos grupos de niños y jóvenes celebraron el popular “Halloween” con mascarás, trajes y adornos alusivos, que no representa más que un modismo extranjero adoptado, por lo que es de suma importancia que continúe el fortalecimiento y arraigo de las tradiciones mexicanas del “Día de Muertos” que dan identidad; preservarlas y fomentarlas entre las nuevas generaciones es muy indispensable.

Muchas veces sólo por imitar costumbres de otros países, salen a las calles coreando: “Queremos Halloween, dulces o travesuras”, y vaya que muchos cometen destrozos en casas particulares donde la gente no sale a “cooperar”.

La famosa “noche de brujas”, sin duda va en contra de la tradición mexicana de colocar el altar del día de muertos con las ofrendas de los tamales, pan, chocolate, dulces típicos, refrescos, naranjas, etc., que más gustaban a los fieles difuntos.

Es un extranjerismo que fuera de las ganancias que deja a comercios, no proporciona beneficios histórico-culturales. Bajo el manipuleo de la mercadotecnia los menores crecen con una dependencia mental de costumbres propias de la Unión Americana, alejándolos de nuestras raíces.


Por fortuna los profesores se han preocupado por fomentar la festividad de “Todos Santos” entre los alumnos de las distintas escuelas. Y aunque éste año varias cosas cambiaron dadas las circunstancias de la contingencia sanitaria, es de reconocerse la labor que hacen los maestros, incluso de manera virtual.

Y es que -en período normal de clases- durante la referida festividad en varios planteles educativos se pueden apreciar actividades escolares de temporada, como es la elaboración de altares, manualidades alusivas y bailables de la “Malinche”, que sirven para cultivar entre las nuevas generaciones la tradición arraigada en los adultos. Esfuerzos que definitivamente son aplaudibles y ojalá que dichas actividades se fortalezcan con el paso de los años con el valioso apoyo de los padres.

Películas de terror tienen su origen en el dichoso “Halloween” porque según la costumbre estadounidense evoca a brujas y moustros; cosas que están fuera del progreso educativo, puesto que se crea una imagen distorsionada de la realidad entre niños y jóvenes que acostumbran vestirse con disfraces de “espanto” para llevar a cabo sus fiestas.

Afortunadamente en los últimos años también se han popularizado películas que fomentan las tradiciones mexicanas, lo que en buena medida es un gran acierto para que se logre un mayor arraigo entre niños y jóvenes sobre las costumbres y tradiciones de México.

A este respecto, la Wikipedia describe de la siguiente manera a esta costumbre de temporada:

Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre. Tiene origen en la festividad celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos. En gran parte, es una celebración secular aunque algunos consideran que posee un transfondo religioso. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición a América del Norte durante la Gran hambruna irlandesa de 1840.

La palabra Halloween (pronunciado [ha.lo.win]) es una derivación de la expresión inglesa All Hallow's Eve (Víspera del Día de los Santos). Se celebraba en los países anglosajones, principalmente en Canadá, Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. La fuerza expansiva de la cultura de EE. UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países occidentales.

El día se asocia a menudo con los colores naranja y negro y está fuertemente ligado a símbolos como la Jack-o'-lantern. Las actividades típicas de Halloween son el famoso dulce o truco y las fiestas de disfraces, además de las hogueras, la visita de casas encantadas, las bromas, la lectura historias de miedo y el visionado películas de terror.


(Camilo Hernández)

Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com