La Reflexión: Dependencia sana...

Por: Cesia Carrillo Clemente.

El top de la mayoría de los adolescentes es alcanzar la independencia. Todos reclamamos independencia, en muchos aspectos, como financiera y hasta como país. De hecho celebramos la independencia. Aplaudimos a quienes replican el haberla logrado. “Luchones y luchonas” les llaman. ¿Pero esto es real o una utopía?

Una meta sana parte de una identidad sana. Entender que no estamos en Marte solitos y que necesitas del apoyo de alguien, es decir una dependencia sana. Quiero plantearlo mejor. Necesitamos de la señora de la tiendita para que nos venda la botana que comemos mientras estamos inspirados frente al computador, trazando nuestro proyecto de trabajo. Necesito del taxista para trasladarme hacia la entrevista de trabajo. Quizá me dirás que eso no es dependencia. Pero sí lo es. Una dependencia temporal, pero sana. Sin embargo, todos necesitamos también una persona que nos ayude, que nos guíe, nos escuche y aconseje, eso se vuelve en una dependencia sana. Sin perder la identidad.
Nuestro país buscó la Independencia porque era una relación tóxica. Una relación donde se sometía la identidad de una parte y se buscó acabar con todo pensamiento contrario al dominante. Pero aún ya teniendo independencia como país, seguimos haciendo tratados y más porque… no estamos solos.

Somos una sociedad. Una sociedad que debe buscar engranar correctamente. Pero esto se logra con individuos con identidad sana. Partiendo de ello. De saber mi posición en una sociedad y cómo puedo cooperar y aportar, y mis debilidades, por lo cual dependo de otros , nos lleva a entender que no logramos una plena independencia. Así que en vez de buscar manipular y creerme súper héroe o el llanero solitario, debemos procurar crear una red de dependencia sana. Porque no… no estamos solos y eso es genial.
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com