La Reflexión: Sol y Luna

Por: Cesia Carrillo Clemente.

En días pasados salía de casa muy temprano  aún sin la luz del sol. Llegaba a casa y  sin la luz del sol.
Habitualmente no es así para mí. Pero por dos semanas cambió. Esto sin saberlo me estaba provocando algo de estrés. No entendía el por qué. Quizá sí, por algo de trabajo extra, pero la realidad la supe cuando volví a mi horario normal.

Salí del trabajo, y estaba la luz del día. Fue como un mini shock aunque no lo creas. Una expresión de: ¡Ah caray!, dije al abrir la puerta de mi trabajo y salir.

Mi trabajo es estar “encerrada” en una cabina y aunque disfruto mucho, estos días provocaron un descontrol en mi mente.

Reflexioné y di gracias a Dios por la importancia del sol y la luna.

“E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que enseñorease en el día y la lumbrera menor para que señorease en la noche.” (Gn1:16).
Estas lumbreras  no son deidades. Alguien mayor, Dios, ordenó e hizo todo diciendo que era bueno. Las puso para que sepamos y nos guiemos para diferenciar el  día y noche.

El tiempo es algo vital. Todos queremos más tiempo, nos falta tiempo, queremos que avance más rápido el “tiempo”. No tenemos control sobre ello, pero sí podemos organizarnos de  acuerdo a la diferenciación del día y noche.

Algo sucede en nuestra actualidad. Hay demasiado estrés. Sí, por la carga laboral. Pero también porque la mayoría de los trabajos, aun cuando sean súper cómodos y tengan unas instalaciones de primera, en su mayoría carecen de ver hacia el exterior y tener contacto con el medio ambiente. Esto creo, desde mi experiencia, trae un grado de descontrol y provoca estrés. Puede incluso traer efectos graves, mental y físicamente.

Quizá sería bueno que tomes mínimo 5 minutos para asomarte por una ventana, o mucho mejor,  salir a caminar y respirar aire “libre”. Si tienes jornadas largas, date el tiempo para relajarte donde puedas ver y constatar con tus propios ojos si es de día o de noche.

Aun cuando nuestros celulares inteligentes tenga reloj, alarmas, y nos lleve la agenda, es vital que no nos encasillemos en ello, y aprendamos a disfrutar del día y la noche a través de las bellas lumbreras.
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com