El Tajín, emblema cultural de Veracruz

Por: Víctor Manuel Zamora Ramírez.  
Una descripción completa del centro ceremonial de “El Tajín” plasmó en el libro: “México Patrimonio Mundial”, la arqueóloga con maestría en Historia del Arte y Arqueología por la Universidad de París I: Panthéon-Sorbonne y doctorado en Antropología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, Sara Ladrón de Guevara González, actualmente rectora de la Universidad Veracruzana (UV). 

En el libro hace una narración de cómo floreció éste centro arqueológico entre los años 800 y 1200 de nuestra era, dando a conocer el plano urbano que incluía plazas rodeadas por pirámides que constituían los basamentos de templos, canchas de juegos de pelota en forma doble de T, edificios residenciales, patios interiores. Pórticos y otros espacios propios de un centro ceremonial y urbano. 

En la parte baja se ubicaban los espacios destinados a las ceremonias; en la Acrópolis, el área de gestión y residencia de la élite y en las afueras las áreas habitacionales para la gente común, campesinos y artesanos que sostenían la urbe. 

Del Tajín relata se han reconocido más de doscientas estructuras piramidales, sin contar los montículos bajos, habitacionales, se indica que esta ciudad ha sobrevivido a los embates del tiempo y de la acción del hombre. 

A la llegada de los españoles esta ciudad “El Tajín” ya no tenía el esplendor de los  cuatro siglos de su ocupación.
Fue hasta el año de 1785 que Diego Ruiz que buscaba sembradíos de tabaco se encontró con la Pirámide de “Los Nichos” y medio siglo después se publicó un dibujo de este sitio histórico. 

Y no fue sino hasta los años 20 y 30 que se iniciaron las exploraciones, los levantamientos arquitectónicos y los trabajos de conservación de algunos edificios.
Ladrón de Guevara, hace mención que es a partir de 1984 y en los años siguientes se esa década, el arqueólogo Juergen Brueggemann dejó al descubierto y consolidó cerca de cincuenta estructuras arquitectónicas que hoy están a la vista de quienes acuden al Tajín.   

Algo también muy singular es una construcción es el muro en forma de greca escalonada que se encuentra en la parte norte del área central del sitio llamado la gran Xicalcoiuhqui que encierra un par de canchas para el juego de pelota.  

Otras manifestaciones estéticamente valiosas en “El Tajín” son la pintura y la escultura.  

En las columnas se encuentran a los únicos personajes conocidos hasta hoy en el sitio que incluyen sus nombres formados por glifos y numerales que se asociaban con seres fantásticos y deidades y a la fecha solo se ha hallado un altar esculpido en el edificio 4 que se encuentra frente a la Pirámide de Los Nichos que evoca por conformarse por 365 nichos que aluden al calendario del astro solar. 

El Tajín es una ciudad mesoamericana que conserva intactos los patrones urbanos de un grupo particularmente atento al valor estético de sus construcciones.
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com