La Reflexión: Este es mi año...

Por: Cesia Carrillo Clemente.

-Ahora sí, agárrense. Los focos están sobre mí. Este es mi año. Cumpliré mis propósitos y metas. No me importa cómo pero es mi año.
Uff…no sé si alguna vez hemos pensado así. No suena tan mal pero pensándolo bien, tampoco es tan bueno. Un grave problema de nuestra sociedad (y no sólo actual) es el egoísmo. Pensar en ser luchones, en brillar, alcanzar nuestras metas y sueños. Ser admirados. Lograr el éxito. Ser amados. Vivir al máximo. Tener autoestima.
Todo esto, lo repito, no suena tan descabellado. Pero forma parte de cualquier buena charla motivacional que seamos honestos, tal cual como una llamarada, cualquier oleada nos puede acabar y emocionalmente desestabilizarnos.

Es sabido por todos que aún teniendo las grandes riquezas y miles de seguidores en redes sociales, no llenan ese vacío que a solas podemos tener a cara descubierta. Suena a cliché.  Y entonces, por qué empeñarnos en buscar las cosas efímeras.

He tenido días súper buenos, pero nadie se dio cuenta, y no hablo de redes sociales. Porque muchas veces comparto lo que me pasa en el día. Pero me refiero a esos días “buenos” para mí, pero nada trascendental para el mundo, y vaya…no me quiero ver exagerada, nada trascendental ni para mi pequeño mundo.

Se habla de dejar huella. ¿Qué es lo que estamos haciendo día a día para otros?
Esta vida se acaba pronto, sin darnos cuenta el tiempo se va volando y qué estamos haciendo por los demás. En el silencio hay más héroes de los que podamos imaginar. Gente que decidió vivir no buscando una “buena autoestima” sino construyendo en otras cosas positivas y estimando. Hay gente que sí se fija cómo obtiene las cosas. No las obtiene si daña a otros. Al contrario, en el camino va entendiendo que es mejor dar que recibir y que es bueno alegrarse por el éxito de otros. Y en automático ha visto que el que quiera ser mayor debe aprender a ser humilde. En esta línea, hay gente que sabe admirar las virtudes de los demás, y aunque no lo pida, esto lo hace admirable.
Hay personas que han comprendido que el amor es un regalo, y compartirlo es una gran bendición. Es decir, no espera a sentirse amado. Ama porque tiene amor propio. Hay gente que vive al máximo aún viviendo en la rutina y no ve su vida como un fastidio, sino que lo ve como una oportunidad de dejar una huella positiva en alguien más.

Va más allá de buenas acciones. Sino de cambio de mente para que sea un estilo de vida y aún en el silencio poder dejar algo diferente a nuestro mundo, aún cuanto más pequeño sea este.

Ahora sí agárrense….que me comprometo a pensar más en otros. A abrir mis ojos para ver las necesidades de los demás y accionar para ayudar. Me comprometo aún cuanto pequeño sea mi trabajo, hacerlo de la mejor manera. Sonreír a mis vecinos. Quizá un Buenos días, Por favor y Gracias, hagan la diferencia de mi pequeño mundo.
Compartir:

Copyright © Variedades | Powered by Blogger
Design by SimpleWpThemes | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com